El domicilio donde la menor Jennifer Milagros, de 5 años, privada de la vida presuntamente por su padrastro, en el municipio de Pesquería, fue cateado por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones de la Fiscalía General de Justicia.

Entre la noche del miércoles y madrugada de este jueves, las autoridades acudieron a la vivienda, donde aseguraron diversos objetos como parte de la investigación por el homicidio de la niña, en el cual el principal sospechoso es su padrastro, Christian Alfonso, de 28 años de edad, prófugo.

La casa donde fueron los hechos se ubica en la calle Falcone 110, en la Colonia Valle de Santa María, Sector Firenze, en el municipio de Pesquería, sitio en el que el padrastro de la menor.

Alrededor de las 22:40 horas del miércoles llegaron las autoridades al domicilio, donde estuvieron hasta las 02:15 de este jueves. 

El homicidio trascendió el pasado martes, luego de que la mamá de la menor logró escapar de la casa donde presuntamente la tenía amenazada el presunto, quien es su pareja, para luego comunicar de lo sucedido.

El personal del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General recolectó diversas evidencias relacionadas con el homicidio.

Un par de zapatos negros, muestra de mancha rojiza, un par de sandalias negras, tres cobertores de diferentes colores, una colcha color gris verde y rosa, y un par de calcetines.

Las autoridades también se llevaron ropa interior color blanco aspecto sucio, blusa color rojo y blanco, una sudadera color rosa y negro, pijama de diversos colores, blusa color rosa, celular dañado, cinta adhesiva, un recogedor, muestra de mancha de bluestar, diversa papelería, y un fragmento de papel con la leyenda “castigo”.

La policía continúa con la búsqueda del presunto en diversos lugares, en tanto la menor se veló por sus familiares en Ejido Pancho Villa.

Algunos vecinos del sector al percatarse de la presencia de las autoridades en el lugar, se acercaron al sitio para ver lo qué ocurrido, siendo resguardada el área por los elementos de la ministerial, además el domicilio ya estaba asegurado por la policía ante las indagatorias.