La disminución de ingresos o incluso el desempleo que la  COVID-19 está ocasionando para muchas personas, obliga a poner más atención en lo que estamos pagando por los préstamos, tanto en el monto, como en tasa de interés, para tomar decisiones súbitas y cambiarnos a la institución financiera que cobra costos más bajos.

“Por ejemplo, hay instituciones bancarias que pueden tener un Costo Anual Total (CAT) por un crédito de 20 por ciento, mientras que otras cobran 50 por ciento, así que deben de preferirse aquellas instituciones que cobran menos”, afirmó Gustavo Boletig, director de eNómina.

Enfatizó que debido a la disparidad de tasas, lo primero que deben hacer los cuentahabientes con deudas, sobre todo de tarjetas de crédito, es revisar su Costo Anual Total (CAT) promedio, porque puede haber diferenciales de hasta 30 puntos porcentuales.

“Si se tiene un préstamo a una tasa de 25% mensual, y hay instituciones financieras que ofrecen un 5% al mes, entonces hay que optar por dejar el monto total de todos los créditos en aquella institución donde se tiene el porcentaje más bajo; es lo que se llama la consolidación de deudas“, abundó.

Lo mejor, es que los empleados del sector formal pueden acceder a través de sus empresas, a productos en los que pueden consolidar deudas en instituciones financieras y pagarlas vía nómina, lo que reduce el riesgo y baja la tasa de interés, expresó.

Gustavo comentó que el crédito de las nóminas es de los instrumentos más confiables y accesibles para los trabajadores, porque el empleado contrata directamente un préstamo con la institución financiera que más se adapta a sus necesidades, y su empleador toma el pago correspondiente para transferirlo a ésta de manera mensual o quincenal.

Destacó que eNómina es una solución tecnológica gratuita para las empresas, la cual permite a las instituciones financieras dar créditos directos a los empleados, mientras que el pago se hace por nómina, es decir, no hay necesidad de que los trabajadores vayan y paguen en los bancos de manera mensual o quincenal.

“Además, la herramienta financiera evita que un trabajador se endeude por arriba del 30% de su ingreso, a fin de evitar dañar las finanzas del empleado”, recalcó.

“Con soluciones tecnológicas como las de eNómina, que utilizan 550 mil usuarios en todo el país, se apoya a los trabajadores a que logren manejar mejor sus créditos, además de que la empresa ofrece más beneficios a sus empleados al brindarles la oportunidad que tengan los créditos directamente con el proveedor donde comprarán el bien o el servicio”, subrayó.