El camino hacia la recuperación económica de Estados Unidos tras la pandemia de COVID-19 será “un largo y difícil camino”, dijo Neel Kashkari, presidente del banco de la Reserva Federal de Minneapolis. Quien se encargó del programa de apoyo en la crisis financiera de 2008, afirmó este domingo al programa de la CBS “Face the Nation”, que esperar una rápida recuperación parece algo demasiado “optimista”.

Solo si se desarrollara una nueva terapia o vacuna contra la enfermedad existiría el potencial para una recuperación tipo “V”, en referencia al modelo de que tras la caída hubiera una rápida recuperación. “Pero salvo un milagro de salud como ese, tendríamos varias fases de recuperación, con diferentes áreas de la economía en crecimiento pero posiblemente retrocediendo de nuevo”, explicó Kashkari. “Será un largo y difícil camino el que tenemos por delante hasta que tengamos una terapia o vacuna efectivas, por lo que una recuperación tipo “V” es difícil de ver”, reiteró el banquero. En declaraciones por separado a la cadena Fox, el dueño de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban, coincidió con Kashkari y agregó que la gente va a sentir mucho movimiento trepidatorio, con lo que se abstendrá de gastar.

ELOGIA ACUERDO EN OPEP+

El presidente estadunidense Donald Trump llamó “gran acuerdo petrolero” al pacto alcanzado este domingo por los miembros de la Or-ganización de Países Exportadores de Petróleo y grandes productores fuera del cartel, que conforman la OPEP+.

Mediante el acuerdo los miembros de la OPEP y grandes países extractores reducirán su producción de petróleo por 9.7 millones de barriles diarios (md) durante dos meses a partir de mayo.

En su cuenta de Twitter, el mandatario dijo que el consenso alcanzado este domingo en sesión virtual “salvará cientos de miles de trabajos del sector energético en los Estados Unidos”.

“Quiero agradecer y felicitar al presidente (Vladimir) Putin de Rusia y al rey Salman de Arabia Saudita”, añadió y reveló que recién había habalado con ellos desde la Oficina Oval. “

Gran acuerdo para todos”, concluyó.

El acuerdo significa 300 mil bd menos que lo estipulado en el acuerdo inicial del jueves pasado, de 10 millones de bd, pues se aceptó la posición mexicana de recortar su producción en 100 mil bd en lugar de los 400 mil bd que se le solicitaban.

El acuerdo fue tomado en la teleconferencia de este domingo, que presidieron Arabia Saudita, miembro de la OPEP, y Rusia, uno de los productores externos.

CAUTELA DE ANALISTAS CANADIENSES

Analistas canadienses del mercado petrolero dieron una recepción cauta al acuerdo alcanzado además de que llamaron a esperar el inicio de las cotizaciones. En teoría el acuerdo es positivo para los productores canadienses, pero hay que esperar a los intercambios, señaló Moshe Laander, profesor de Economía de la Universidad Concordia.

En general los mercados recelan de los acuerdos de la OPEP, a menos que haya un claro anuncio para lograr su cumplimiento y consecuencias para los países que incumplan, dijo el académico.