El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lamentó hoy la decisión de Estados Unidos para detener la financiación para el organismo.

“Estados Unidos ha sido un amigo de la OMS desde hace mucho tiempo y generoso, y esperamos que siga siéndolo. Lamentamos la decisión del Presidente estadounidense, Donald Trump, de ordenar la suspensión” del financiamiento, dijo Tedros en conferencia virtual.

Agregó, que es un momento para que todas las naciones se unan contra “una amenaza común, porque cuando estamos divididos el coronavirus explota las grietas entre nosotros”.

Trump anunció la víspera que los fondos, de entre 400 y 500 millones de dólares al año, no se reanudarán hasta que se realice una evaluación para determinar el papel de la agencia en “manejar mal, gravemente la pandemia y encubrir la propagación del coronavirus” en China.

Este miércoles Tedros aceptó que tendrá que hacerse una revisión para mejorar en situaciones similares pero por ahora, “nuestro enfoque, mi enfoque, es detener este virus y salvar vidas”.

En suma, el jefe de la OMS dijo que “trabajará con nuestros socios para llenar cualquier brecha financiera que enfrentemos y asegurar que el trabajo continúe sin interrupciones”.