Dadas las indicaciones a nivel estatal sobre el uso obligatorio del cubrebocas en la vía pública, el Gobierno de Monterrey analiza por su parte la aplicación de sanciones a quienes sean sorprendidos sin el insumo sanitario para contrarrestar el contagio del Covid-19.

El Alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, destacó que por lo pronto se estudia cómo sancionar a quien no utilice el cubrebocas, lo cual podría ser considerado como una acción que altere el orden público.

Dicha propuesta, mencionó, modificaría el reglamento de Policía y Tránsito y el de buenas costumbres del municipio de Monterrey.

“Seguramente va tener que ser sujeto a un estudio jurídico si se requiere modificar el reglamento, o bien pudiera equipararse a alterar el orden público a quien se resistiera a usar el cubrebocas, ya que los policías lo traerán para exhortar al ciudadano para que se lo pongan”, manifestó el Presidente municipal.

Es así como mencionó que el acreedor a dicha sanción podría verse obligado a cumplir con algún tipo de arresto o bien una multa en particular, sin embargo, no mencionó una cantidad en específico.