Aunque las medidas de acceso y control de higiene en los diferentes supermercados de la entidad son cada vez más estrictas, los usuarios de los mismos se han llevado por sorpresa las variaciones en los precios de distintos productos, tanto los de primera necesidad como los no esenciales.

Desde el inicio de la cuarentena las compras de pánico repercutieron en el desabasto de algunos productos de higiene, tal como los antibacteriales, aerosoles desinfectantes, e inclusive el papel higiénico, a pesar de que ya ha pasado un mes desde que se declaró el primer caso de coronavirus en el estado, estos productos, aunque no se encuentran en desabasto oficial, llegan a ser complicados de encontrar, por lo mismo llegan a tener afectaciones en sus precios.

Usuarios han señalado que botellas de alcohol etílico antes de la pandemia estaban en 75 pesos, mientras que ahora rondan en los 130 pesos.

Algo similar ocurre con los antibacteriales, sin embargo, también depende de la tienda, pues en Walmart una botella de 300 mililitros llega a costar 24 pesos, sin embargo, en Bodega Aurrera, la pieza tiene un costo desde 10 pesos.

En cuanto a alimentos, el huevo al ser considerado de la canasta básica, ha sufrido mucha demanda, por lo que algunas tiendas han rebasado su precio promedio, el cual consiste en 39.10 pesos el kilogramo de huevo blanco, mientras que el huevo rojo está en 42.20 pesos, esto según la Profeco.

Así mismo, el precio promedio de productos de la canasta básica como la tortilla que también varía su precio en tortillerías, el kilogramo debe tener un precio promedio nacional de 15.70 pesos, mientras que en un supermercado oscila los 11.50 pesos.

Otros productos como la barra de pan, también ha sufrido afectaciones en sus precios, pues de un precio promedio de 35 pesos, en algunos supermercados llega a costar hasta 65 pesos, esto dependiendo también de la marca.

Es de resaltar que la Profeco ha realizado constantes operativos en todo tipo de negocios para regular los precios, aplicando a su paso sanciones e inclusive cierres de establecimientos, tomando en cuenta las multas por rebasar los precios promedio pueden llegar a ser de hasta de tres millones de pesos.