Por las medidas de contingencia que se tomaron ante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus covid19, a diario se pierden 20 mil empleos, de los cuales cerca de la mitad son de la industria, estimaron representantes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Lo que significaría que el mes de abril cerrará con 600 mil trabajadores menos en el sector formal, explicó el economista en jefe de la Concamin, José Luis de la Cruz. Añadió que con esta prohibición a que opere la industria, a menos que sean actividades esenciales, el 70% de la manufactura se mantiene en paro y si estas medidas siguen hasta el 15 de mayo la caída del PIB industrial será de -7.6% en todo 2020, lo que implicará una pérdida de 50 mil millones de pesos.

En videoconferencia, el vicepresidente de la Concamin, Alejandro Malagón dijo que del 13 de marzo a principios de abril la pérdida de empleos fue de 13 mil diarios, pero “la tendencia de hoy son 20 mil empleos diarios los que se están perdiendo” y de ahí la mitad serían de la industria, aproximadamente. El problema es que no solamente se pierden empleos, las prestaciones, fondos de ahorros, ayuda para el hogar, vivienda, y se pone en riesgo la pensión, por eso es una prioridad blindar el empleo. Durante la presentación del Segundo Informe Semanal del CovidIndustrial de la Concamin, explicó que realizaron una encuesta entre los afiliados y encontraron que “el 50% mantiene a su planilla y el 49% ha hecho recortes y el 1% sigue contratando”. En total por la contingencia el también vicepresidente de Concamin, Raúl Picard, afirmó que mantienen la estimación de que “no pasará del millón de empleos y de 200 mil empresas cerradas”.

Añadió que a la industria se le busca “exprimirla” porque a pesar de que no están operando muchas plantas porque no son esenciales deben de pagar los costos fijos que les marca Cenegas, se les quiere obligar a las micro, pequeñas y medianas empresas a dar salarios a pesar de que no tengan ingresos y “ningún patrón está obligado a lo imposible”, por lo que consideró que el planteamiento del gobierno “no camina”.

El vicepresidente y vocero del Informe Covid-Industrial, José Cohen, afirmó que los sectores calzado, textil y confección registran caídas de entre 80% y 100% de la producción y en su cobranza.

SERÁ MAYOR AL DE CRISIS DE 2009

Grupo Financiero Banorte ajustó su pronóstico de caída de la economía mexicana en 7.8%, donde la tasa de desempleo llegaría a 7.2%, superando el punto más álgido en la crisis de 2008 y 2009, con un menor crecimiento en los salarios así como una caída en las remesas provenientes de Estados Unidos de 20%, ante el desplome de su mercado laboral. Según el análisis económico de Banorte, la caída de 7.8% de la economía mexicana se presentaría en caso de que se reactivara la actividad a mediados o finales de mayo.

La firma financiera dijo que es importante que existan apoyos del gobierno, ya que estos marcarían la diferencia entre una mayor caída de la economía mexicana y una fuerte pérdida de empleos, ante el impacto a los sectores más vulnerables como las Pymes y microempresas.

“Esto se puede llevar a cabo mediante transferencias directas de dinero, en el caso de las microempresas y las del sector informal, así como condonación de cuotas obrero-patronal del IMSS y la posibilidad de diferimiento de impuestos para las demás. Así, por ejemplo, el pronóstico hacia finales de mayo resultaría en tasas de -7.1% con apoyo significativo, y de -10.7% con un apoyo marginal, con una elevación significativa de la tasa de desempleo“, dice Banorte.

El grupo financiero destacó que es necesario tener un mensaje unificado del gobierno, sobre todo que incorpore al poder legislativo, para brindar mayor confianza, con el objetivo de incentivar la inversión y el consumo privado. “Consideramos que solo así se podrá recuperar una tasa de crecimiento por arriba de 1%.