La propagación del COVID-19 pudo haber sido causada por las alteraciones genéticas realizadas al agente infeccioso en la búsqueda por la cura contra el VIH en las inmediaciones del Instituto de Virología de Wuhan, en la provincia china de Hubei, consideró el microbiólogo ruso, Petr Chumakov.

En la hipótesis presentada hoy a medios locales, el científico del Instituto Engelhardt de Biología Molecular de Moscú comentó que China ha trabajado desde hace más de diez años en el desarrollo de distintas variedades de agentes pertenecientes a la familia de los coronavirus.

“Hicieron cosas absolutamente locas” en ese laboratorio chino, dijo el investigador, y aseguró que sin embargo nunca fue el propósito infectar a la población mundial, sino entender la patogenicidad de esta familia de virus, según Daily Mail.

En su opinión, los experimentos con la estructura genética del agente infeccioso se salieron de control tras experimentos, mediante los cuales se realizaron alteraciones al genoma que dieron al virus la capacidad de infectar células humanas.

Chumakov subrayo que aún es demasiado pronto para buscar culpables y exhortó a las autoridades a iniciar investigaciones para definir un marco normativo que regule las prácticas de laboratorio con agentes infecciosos, para prevenir situaciones catastróficas como la pandemia que ha hecho colapsar al mundo entero.

Ésta es una de las hipótesis existentes en cuanto a la propagación del COVID-19, debido a ello, el investigador ruso pidió analizar los hechos con detenimiento, así como profundizar en los detalles de las actividades del Laboratorio de Virología de la ciudad de Wuhan, localidad considerada el epicentro de contagio.