A varias horas de ser ejecutado a balazos, el cadáver de un trailero dentro de una camioneta fue encontrado esta mañana en calles del Fraccionamiento Los Alberos, en el municipio de Cadereyta Jiménez.

El hombre baleado es descubierto por diversos vecinos del sector, que reportaron los hechos a las autoridades, alrededor de las 11:30 horas.

Una vez que arribaron los elementos de la policía, confirmaron a la persona ejecutada, que estaba dentro de una camioneta estacionada.

Los hechos fueron en la calle Ébanos frente a la casa marcada con el número 218 cruz con Tule, en el sector antes señalado, y el occiso es un hombre identificado como Alberto Solís Rosales, quien contaba con 31 años de edad.

Alrededor de las 02:00 horas de este viernes, las autoridades recibieron el reporte de algunas detonaciones de arma de fuego en el Fraccionamiento Los Alberos, por lo que acudieron al lugar.

Tras diversos recorridos por la colonia, los elementos de la policía no encontraron nada, fue hasta por la mañana que vecinos del sector se percataron de la camioneta con la persona inconsciente, por lo que comunicaron de los hechos a las autoridades, y el personal de Protección Civil confirmó la muerte de la persona.

Elementos de Seguridad Pública del municipio, así como elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones arribaron al lugar de los hechos para tomar conocimiento.

La zona de los hechos quedó resguardada por los efectivos de la policía, mientras que el personal del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León se encargó de revisar el cadáver, además encontraron casquillos percutidos 9 milímetros.

Al parecer el ahora occiso alcanzó a estacionarse, y fue en ese momento en que le dispararon, presentaba al menos un impacto de bala en la espalda.

Después de que se dio fe del cadáver, el cuerpo lo trasladado en la Unidad del Servicio Médico Forense al Anfiteatro del Hospital Universitario para la autopsia correspondiente, y donde se espera que sea identificado ante la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

En cuanto a la camioneta donde estaba el occiso, la llevaron en una grúa al corralón asignado, a disposición de las autoridades que realizaran las indagatorias.

Elementos de la policía se entrevistaron con diversos habitantes del sector para ver si habían visto algo, ya que presuntamente algunos de ellos son los que habían hecho el reporte de las detonaciones de arma de fuego en la madrugada.

La movilización de las autoridades por los hechos se prolongó por varias horas, mientras que una gran cantidad de vecinos de la colonia se acercaron para ver lo que había ocurrido.