Las calles del municipio de Guadalupe amanecieron tapizadas de basura luego de la fuerte lluvia registrada el viernes por la tarde-noche.

Fueron toneladas lo que elementos de la Secretaría de Servicios Públicos levantaron de avenidas como Eloy Cavazos, Pablo Livas y Carretera a Reynosa.

A pesar de que la gente debería de estar en sus casas, la situación que se encontraron los empleados municipales en alcantarillas fue otra.

Botellas de jugos, refrescos, bolsas de plástico, ramas, lodo y tierra es lo que abundaba en todos esos lugares.

Por increíble que parezca pero los empleados municipales también encontraron sillones, colchones y llantas, muebles y artículos que fueron arrastrados por el agua.

Esto ocasiono que a la hora de la lluvia, algunas de estas calles se inundaran debido a que se taparon las alcantarillas con tanta acumulación de basura.

Al ver la magnitud del problema, el personal municipal arribo al lugar alrededor de las 10:00 horas.

Una y otra vez, los servidores públicos iban y venían con las carretillas cargadas con toda clase de basura.

En el cruce de las avenidas de Eloy Cavazos y Monterrey de la colonia Nuevo México, las autoridades guadalupenses tuvieron que hacer uso de maquinaria pesada para poder quitar las montañas de lodo que había sobre la carpeta asfáltica.

“Hacer poco que limpiamos toda esta zona y hoy de nuevo esta así, es increíble como la gente no toma conciencia de todo el daño que ocasionan tirando basura“, expreso un empleado municipal.

“La gente ve toda esta basura acumulada y de inmediato comienza a echarle al municipio o las autoridades, sin saber que somos nosotros mismos quienes cometemos este problema”, dijo don Panchito Sedano, habitante de la colonia Nuevo México.