Al considerar que se vulneran los derechos de niñas, niños y adolecentes e infringen la rectoría de los estados sobre los contenidos educativos, este jueves, la Secretaria de Gobernación exhortó al Congreso de Nuevo León a no aprobar el Pin Parental y a proteger a la Constitución.

A través de un comunicado, la dependencia federal señala que las reformas a la Ley de Educación que el Poder Legislativo pretende votar el día de hoy, posibilitan la pérdida de la rectoría de los estados sobre los contenidos educativos al trasladar a las madres y padres de familia a un amplio veto sobre estos.

“Las reformas contravienen el interés Superior de la Niñez y el derecho a la educación bajo los principios rectores constitucionales e infringen la competencia federal sobre la materia”, señala el documento.

Por tal motivo, la Secretaria de Gobernación hizo un llamado al Congreso Local para que cele por los derechos de las niñas, niños y adolecentes.

Cabe destacar que la reforma a la Constitución de Nuevo León prevé una modificación al artículo 3 en su párrafo noveno para permitir a madres y padres  tener un derecho preferente a escoger el tipo de educación  que hará de darse a sus hijos”.

Esto a generado polémica y una división de bancadas al estar algunas en acuerdo y otras en desacuerdo con la modificación.