En la primera semana del mes de junio, la atención de los mercados en el país se enfocará en el reporte del Banco de México (Banxico) de las remesas de abril y de la encuesta de expectativas de mayo, así como en la publicación de cifras sobre inversión fija bruta.

Para el caso del reporte de remesas del lunes, los economistas prevén el ingreso de tres mil 140 millones de dólares durante abril, lo que significaría un avance de 6.9 por ciento anual, luego del fuerte crecimiento de 35.8 por ciento de un mes antes y que implicó un nuevo máximo histórico, influenciados por el impacto del Covid-19.

Se estima que los envíos de divisas al país por parte de los connacionales ya no serían tan abultados en abril por el fuerte desempleo en Estados Unidos. Se calcula que cerca de tres millones de personas de origen mexicano perdieron su empleo por la crisis económica ocasionada por la pandemia, y de ellos, 1.8 millones son hijos de padres mexicanos nacidos en ese país, mientras que unos 911 mil son también ilegales.

El lunes, el Banxico difunde la Encuesta de expectativas, en la cual se prevé que la atención se enfocará en los pronósticos de inflación, el crecimiento, la tasa de referencia y el tipo de cambio.

Se proyecta que la inflación que antes estimaban en 2.9 por ciento se ajuste un poco al alza y el PIB se podría estimar con una caída entre 7.0 y 80.0 por ciento. Para la tasa de interés, el consenso de grupos financieros se acerca a 4.5 por ciento para el cierre de año.

El martes, el banco central publica el dato de las reservas internacionales, al cierre de la semana que terminó el 29 de mayo. La semana pasada, dichos activos se ubicaban en 187 mil 172 millones.

El mismo día, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publica su sistema de indicadores cíclicos.

El viernes, reporta los datos de la inversión fija bruta de marzo. En las cifras ajustadas por estacionalidad se calcula una contracción de 2.6 por ciento mensual, con lo que se acumularían dos meses consecutivo de caída.

Expertos estiman que los datos comenzarían a mostrar parte del impacto del Covid-19, sobre todo en maquinaria y equipo debido a las disrupciones a las cadenas de suministro. Se anticipa una caída de 16.4 por ciento anual en la maquinaria y equipo total; el componente con la mayor baja sería el importado con 19.6 por ciento.

También el viernes, el INEGI reporta las ventas de vehículos ligeros de la industria.

En Estados Unidos, el jueves se publican las solicitudes de ayuda por desempleo y el viernes se difunde el reporte del mercado laboral de mayo, en cual se estima una pérdida de 10 millones de empleos en el quinto mes del año.

El empleo ha sido uno de los que más ha resentido el impacto de las medidas de contención para detener la propagación del coronavirus en el mundo y Estados Unidos reportó una fuerte pérdida de 20.5 millones de plazas en abril.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.