La empresa Google fue demandada en una acción colectiva por invadir de manera ilegal la privacidad de millones de usuarios de sus servicios al rastrear de manera generalizada su uso del internet.

La demanda, presentada en una corte federal en San José, California, en Estados Unidos (EU), busca al menos 5 mil millones de dólares (más de 107 mil millones de pesos) y acusa a la división de Alphabet Inc de recopilar información sobre lo que las personas ven en línea y dónde navegan, a pesar de usar lo que Google llama modo incógnito o privado.

Según la querella, empresa recopila datos a través de Google Analytics, Google Ad Manager y otras aplicaciones y complementos de sitios web, incluidas algunas para teléfonos inteligentes, independientemente de si los usuarios hacen clic en anuncios compatibles con su contenido.

Los demandantes son Chasom Brown, Maria Nguyen y William Byatt, quienes están representados por el equipo de abogados Boies Schiller & Flexner. Alegan que los dueños del sistema operativo no pueden tener el control de todos los datos de usuarios de computadoras o celulares.

Apenas el pasado 27 de mayo, el secretario de Justicia del estado de Arizona, Mark Brnovich, presentó una demanda en un sentido similar en contra del consorcio estadounidense. 

La queja del estado de Arizona asegura que Google violó la Ley del Fraude al Consumidor estatal, pues aún y cuando se desactiva la función de ubicación, algunas aplicaciones almacenan automáticamente los datos de ubicación con marca de tiempo.

Por ejemplo, Google guarda una captura del sitio en el que se encuentra el usuario cuando abre su aplicación de Mapas. Las actualizaciones automáticas diarias del clima en los teléfonos con el sistema operativo Android marcan una ubicación aproximada del usuario.

Toda la información es muy apreciada por las empresas que se anuncian en Google y es lucrativa para la compañía tecnológica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.