Por Jorge Narváez

¿Por qué ir a un sitio donde no eres bienvenido? Esta es la pregunta que muchos cuestionan con el caso del portero Hugo González y su regreso a defender el arco de Rayados.

“Es una revancha”, dice él; pero necesitará más que sólo eso para ganarse el apoyo de la afición, pues su actuación en el equipo dejó mucho qué desear, sobre todo en la Final Regia que quedó marcada de por vida en la mente de los aficionados.

Asegura que ha mejorado su nivel. Puede que sea verdad. Desde que fue a préstamo con los Rayos del Necaxa mantuvo un promedio de 25 goles por torneo. Esta sería su oportunidad de remediar lo malhecho y lo recomendable es que se ponga a trabajar desde ya.

Él y el resto del equipo ya comenzaron las pruebas PCR para descartar casos de Coronavirus, así como también los exámenes físicos y médicos. Que deben salir bien al suponerse que están aislados.

Los abucheos en el estadio serán garantía. Es inevitable que la afición no demuestre su desacuerdo con el retorno de González y su enojo con la directiva por fracasar en la negociación al no lograr la renovación de contrato con Marcelo Barovero, que también mantuvo un promedio aceptable; la diferencia es que a él no se le atravesó una Final Regia y, al contrario, fue parte del último campeonato, que, por cierto, muy a fuerza lo ganó, porque recordemos que América saboreaba otro título más al ir ganando en el primer tiempo de aquella drástica final.

La directiva debe estar consciente que será complicado tener contentos a los aficionados en los primeros juegos y más aún si los resultados actuales (antes de la cancelación) son los mismos. Ya no serían abucheos nada más para Hugo, también para los jugadores en general y especialmente para los directivos. Nuevamente vendría la baja venta de abonos, poca compra de boletos en taquilla.

Ahora la afición también tiene que ser responsable y puede poner algo de su parte. Todos tenemos derecho a una segunda oportunidad. Deben tratar de acoger a Hugo, para que pueda rendir mejor. Es bien sabido que estando en un lugar donde no te quieren, en cierto grado baja el estado anímico y por lo tanto el rendimiento en la cancha.

Así como se logró erradicar el grito homofóbico, también pueden eliminar los abucheos en los estadios. Al final de cuentas es un juego. Me podrán decir que pagaron un boleto, pero no fueron obligados. A todos nos gusta ver a nuestro equipo ganar, pero no siempre se puede.

Hugo está consciente que será un trabajo difícil al momento de pisar el terreno de juego. La directiva aplicando el refrán “Más vale malo por conocido que bueno por conocer” y la afición esperando el mínimo error para echarle sal a la herida.

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.