El gobierno de Reino Unido blindó la estatua de Winston Churchill en la Plaza del Parlamento para evitar que sea vandalizada durante las protestas que se prevén este 12 de junio en contra del racismo. 

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, llamó a no maltratar la estatua dedicada al ex primer ministro conservador y héroe de la Segunda Guerra Mundial, ni las de otras figuras de la época colonial porque no se puede editar o censurar el pasado de la humanidad.

Durante manifestaciones el 7 de junio, protestantes tacharon su apellido en la placa y escribieron la leyenda “era un racista”, además le colocaron una pancarta de Black Lives Matter. Esto en apoyo a las quejas en todo el mundo por el racismo y el caso del asesinato de George Floyd en Minneapolis, Estados Unidos, por parte de un policía que le aplastó el cuello con la rodilla.

Winston Churchill ha sido rechazado por ingleses en la actualidad por las declaraciones sobre cuestiones raciales.

Boris Johnson pide no censurar el pasado

Johnson pidió a través de su cuenta de Twitter no vandalizar este 12 de junio durante las protestas contra el racismo no maltratar las estatuas de personajes que aunque ahora son cuestionados, son parte de la historia.”Es evidente que las protestas han sido desgraciadamente secuestradas por extremistas cuyo objetivo es la violencia. No podemos ahora tratar de editar o censurar nuestro pasado. No podemos pretender tener una historia diferente”.Boris Johnson. Primer ministro de Reino Unido

El primer ministro dijo comprender el deseo de manifestarse contra la discriminación, y aunque reconoció que queda mucho por cambiar para combatir el racismo, comentó que la “única” actitud “responsable” es no participar en las protestas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.