Por José Jaime Ruiz

¿Donald Trump entrampando a López Obrador?

“La política es como caminar siempre en la cuerda floja”, respondió el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando le inquirieron en la mañanera de hoy acerca de que si no había riesgos por ir precisamente en tiempos electorales a Washington. Yo agrego: la política sirve para salirse de las trampas.

Hay una exageración infundada del uso que el presidente Donald Trump puede hacer de esta visita. La verdad, no somos tan importantes para las elecciones internas de los Estados Unidos, no somos un factor para inclinar la balanza hacia los republicanos o hacia los demócratas.

Hay una diferencia esencial de acoger en Los Pinos a un candidato presidencial gringo, como lo hicieron Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, a convivir en la Casa Blanca con un presidente constitucional bajo la entrada en vigor de un tratado de libre comercio. El error fue darle carácter de visita de Estado a un candidato, esta próxima reunión es una reunión oficial entre dos presidentes y, si logran convencer a Justin Trudeau, de tres mandatarios.

En Washington López Obrador no asistirá a una catástrofe, tampoco a un sometimiento y menos a una humillación. Para las elecciones en los Estados Unidos su visita será anecdótica, ni marcará rumbo ni historia. A la par del T-MEC, lo sustantivo será el mensaje que Andrés Manuel envíe a nuestros paisanos porque, a través de las remesas, sostienen una buena parte de la economía mexicana vía el consumo de sus familias acá de este lado.

Una buena relación bilateral se dará con Trump o sin Trump, nos unen más los intereses comerciales y económicos, las cadenas de producción, que posiciones republicanas o demócratas.

Otro argumento falaz es que con esta visita el presidente se está inmiscuyendo en la política interna. No se puede leer el presente con los ojos del pasado. Peña Nieto sí se inmiscuyó en la política interna del vecino del norte y, ante el alud de críticas de allá y de aquí, tuvo que usar a Videgaray como chivo expiatorio. No es el caso actual. Por lo demás, ¿Donald Trump entrampando a López Obrador? Si no nació ayer…