Por José Jaime Ruiz
@ruizjosejaime

El senador por Nuevo León, Samuel García, da visos de una desesperación mal manejada en su búsqueda por la gubernatura. El joven político ya tuvo su momento estelar al ser elegido para el Senado con suficientes votos para derrotar al PAN y al PRI, quedando en primer lugar. Apresurado, ha cometido errores en la actual pandemia.

Errores costosos para Samuel: casarse en plena etapa del Covid-19, cuando en redes sociales condenó reuniones y él mismo prefirió no asistir al Senado; el balconeo de su esposa al vender insumos médicos exclusivos para el sistema hospitalario; los títulos de doctorado patito; su estrategia pendular entre pegarle al presidente Andrés Manuel López Obrador o al gobernador Jaime Rodríguez Calderón, lo que denota una falta grave de enfoque en el oficio político…

La desesperación ha llevado a Samuel García a cometer otro gravísimo error al difundir una encuesta amañada, en todos los sentidos, adjudicada al periódico norteño Hora Cero. La medición carece de sustento demoscópico. Asegura el senador en sus páginas de redes sociales: “Hora Cero hizo la primera encuesta en tierra posterior al aislamiento”.  Es muy discutible esa información cuando, precisamente por la pandemia, ninguna casa encuestadora o periódico las han realizado; las muestras son levantadas por teléfono, on line o celulares.

Si lo anterior ya es grave, más lo es que para medir a Samuel García pongan los logos de Movimiento Ciudadano y del PAN, lo cual destruye la metodología y es una trampa para los consultados. No se puede construir una verdad a partir de una mentira. Samuel García suma entre MC y el PAN, el 34 por ciento; el alcalde de Monterrey, el priista Adrián de la Garza, un 25.9 por ciento; la alcaldesa de Escobedo, la expriista Clara Luz Flores con un 18.8 por ciento; y Tatiana Clouthier, por Morena y PT, con un lejano 18.1 por ciento.

Tramposo, Samuel difunde esta encuesta en sus redes sociales con un gasto enorme. La fanpage del senador es administrada por 36 personas, según información que proporciona Facebook y que ha trascendido en medios digitales y es llevada a cabo por diversas agencias de marketing.

La encuesta publicitada por Samuel contradice sus propias declaraciones anteriores y es un acto desesperado ya que otros estudios que no han sido publicados arrojan negativos preocupantes y, a pesar de que mantiene un aceptable nivel de conocimiento, la intención de voto cayó de forma estrepitosa comparada con su elección como senador en 2018.

Samuel García está desesperado, muy desesperado. La candidatura a la gubernatura de Nuevo León puede diluirse y Dante Delgado puede pensar en otras opciones. En un video aseguró que nunca iría por el PAN, que nos nos confundamos, ahora en una encuesta amañada ruega ir con el PAN, ¿cómo creerle?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.