Por Jorge Narváez.

Ya tuvimos una probadita de lo que será ver un partido sin afición, también ya vimos que Tigres sigue con el mismo rol de juego. Algunos pensábamos que los 110 días sin jugar pudieran ser un respiro, y que dieran una idea a Ricardo Ferretti para renovar su estrategia de futbol, pero al menos en el torneo amistoso es pan con lo mismo.

Es igual a como lo vimos en la fecha 10 del torne cancelado, incluso sin darle oportunidad de jugar a los jóvenes como es el caso de Leo Fernández y Ulises Cardona, ambos de 21 años de edad.

La afición habló mucho sobre el “tridente de miedo” conformado por André-Leo-Vargas, el famoso ALV. Pero no contaban con la astucia de Tuca y en el partido de inicio no convocó a Leo. Este es el momento ideal para probar este tridente y hacerlo funcionar. Que Leo se coordine con Gignac y Vargas, que se puedan comunicar, que puedan entenderse dentro de la cancha, que se conozcan, que sepan sus habilidades, que vayan ensayando algunas jugadas. Pero no, la mentalidad del Tuca dice que Leo todavía no está a punto para ser parte del once titular.

Y tal parece que no habrá cereza en el pastel. Porque algunos pudieran pensar “bueno, lo está guardando para la Liga MX”, pero sin una oportunidad en partidos amistosos como este mini torneo difícilmente podrá jugar de compañero con el francés y el chileno.

Otra de las excusas del bigotón es que Leo no está listo para su “sistema de juego”. A lo mejor al Ferretti se le olvida que el joven viene de tener actividad con Toluca donde tuvo una buena participación y por eso fue regresado con los felinos.

Y bueno, de Ulises Cardona también ya podemos darnos una idea del papel que va a desempeñar en Tigres: ser experto en banca. No por falta de capacidad, sino por decisión técnica.

En el torneo previo al comienzo del Apertura 2020 se pudo observar la misma idea, mismo planteamiento, mismo ritmo, y claro, mismos jugadores. Con esto la afición tiene el panorama de que su equipo no cambió, a pesar de las bajas Jürgen Damm y Enner Valencia. Tal vez fue un error dejarlos ir. Por lo menos con Damm tenían velocidad, y con Valencia una que otra chiripa.

La pandemia afecta a los equipos al no poder fichar jugadores como tenían acostumbrado, los ganones fueron los jugadores de categorías inferiores. Dicho lo anterior en este torneo veremos a la mayoría de los equipos con poco cambio en su juego.

Aunque en este arranque al “tridente” le faltó un diente, ojalá el ALV de Tigres sea suficiente para mejorar el séptimo lugar de la tabla general que habían conseguido antes de suspenderse el fútbol.

Fotografía: Mexsport/ ONCEdiario

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.