Por Jorge Narváez

La afición de Rayados tiene los cables cruzados o le afectó el aislamiento, pues prefieren más a Vincent Janssen que a Rogelio Funes Mori. Están en todo su derecho de apoyar a uno más que al otro, pero en esta ocasión están siendo injustos con el mellizo. El argentino les ha dado más goles, más triunfos y más campeonatos que el originario de Países Bajos.

Incluso Rogelio es mejor jugador que Vincent. No se necesita ser experto para saber que futbolísticamente no tiene habilidades especiales con el balón. Hasta me atrevo a cuestionar por qué es jugador profesional. Posiblemente en su región fue un ídolo, pero no se ha logrado acoplar al fútbol mexicano y al sistema de Antonio Mohamed. Pero si no ha rendido frutos ¿por qué sigue siendo parte de la plantilla de Rayados?

Muy probablemente su permanencia tenga que ver con el efecto Gignac. El francés llegó a Tigres metiendo goles, y eso le bastó para ganarse a la afición felina hasta convertirse en un ídolo y referente del equipo. Después llegaron los campeonatos y las labores sociales en apoyo a los más vulnerables. Todo eso le sumó puntos. Incluso ha sido aplaudido por aficionados de otros equipos. Hasta la Liga MX ha reconocido la labor que ha hecho Gignac en el fútbol.

Algo parecido ha hecho Rogelio Funes Mori pero en menor proporción. Llegó metiendo goles, ha ganado algunos campeonatos, pero su simpatía y la conexión con la afición ha quedado rezagada. Si mejora ese aspecto puede ganarse aún más a la afición. No digo que le falte mucho el apoyo de los Rayados, pero el hecho de que tengan a Janssen como referente del equipo por su simpatía, le resta puntos al argentino. Sin mover los pies el recién llegado ya tiene más popularidad.

Tal parece que la afición rayada quiere tener a un ídolo igual que Gignac. Están necesitados de un jugador para convertirlo en uno más de la afición, para aplaudirle y demostrarle al mundo que tienen al jugador del momento. Pero Janssen les ha quedado a deber, y ni se enteran por sí mismos y parece que nadie les ha dicho.

La popularidad de Janssen salió a relucir ante los rumores del interés que habría tenido el Austin FC. La afición pronto se manifestó en redes sociales y amenazó a la directiva de ser poco capaz de retener al jugador. Janssen ni tuvo que despeinarse en la cancha, lo aman sólo por el hecho de es simpático.

Muchas veces el ftbol no es justo, a veces es la afición la que también es injusta con los jugadores. Los abucheos también han sido parte de los cuestionamientos, porque en ocasiones no son bien sustentados. Uno de los afectados por esta situación ha sido Dorlan Pabón, que, aunque últimamente su nivel de competencia no está en las mejores condiciones, sigue marcando la diferencia en el terreno de juego. Sólo por algunos errores una parte de la afición quiere ya su salida.

En esta ocasión la afición ha fallado. Confío en que sean más inteligentes y se den cuenta que Funes Mori es mejor jugador, que es capaz de convertirse en un ídolo del que puedan presumir. Además, tiene un plus que no cualquiera tiene: es mellizo, y si la directiva se pone creativa puede que su hermano, Ramiro, también juegue en Rayados.

La pandemia Covid-19 llegó a modificar muchas rutinas y ha afectado a todos. Pero a la afición de Rayados especialmente parece que le afectó la vista.

Fotografía: Mexsport/ ONCE Diario

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.