La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León dio a conocer que abrió una queja de oficio, en relación a los contagios registrados en los Centros Penitenciarios del Estado de Nuevo León.

 Dicha investigación inició a raíz de la información dada a conocer por autoridades Estatales a medios de comunicación, refiriendo que personal administrativo de los penales de Cadereyta, Apodaca y Escobedo, resultó positivo a las pruebas de COVID-19 y que 90 personas privadas de la libertad del penal de Cadereyta se encuentran aisladas ante la sospecha de tener dicha enfermedad.

Por último, la CEDHNL aseguró que estará al pendiente del caso y en espera del informe que presente la autoridad. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.