El gobierno de Francia implementará el uso obligatorio de mascarillas, o cubrebocas, en lugares públicos cerrados a partir del próximo lunes 20 de julio, como una medida de prevención y mitigación de contagios de coronavirus Covid-19.

En comparecencia ante el Senado, el primer ministro Jean Castexanunció que el mandato se adelantará, pues originalmente estaba prevista su aplicación para el próximo 1 de agosto. “El uso de la mascarilla constituye, junto al respeto de las medidas barrera, una medida de prevención y protección eficaz”Jean Castex. Primer Ministro de Francia.

El pasado 14 de julio, el presidente Emmanuel Macron anunció que el uso de la mascarilla sería obligatorio en los lugares cerrados a partir del 1 de agosto, pero hubo una importante reacción de un sector de la sociedad que pedía que la norma entrara en vigor cuanto antes. 

En la región francesa de Mayenne, al oeste, el uso de la mascarilla es obligatorio en seis localidades debido al aumento importante de los casos de Covid-19, que ya superan los 50.1 por cada 100 mil habitantes.

En París y su periferia, el ministro de Salud, Olivier Véran, advirtió de que hay algunos signos de que la epidemia retoma fuerza e instó a los ciudadanos a ser “cuidadosos”.

De acuerdo con el diario El País, pese a pasar más de 2 meses en total confinamiento, las personas en Francia han relajado sus acciones de prevención en contra del nuevo virus desde que se inició el proceso de reapertura. 

El uso de cubrebocas ha sido una de las recomendaciones más reiteradas del gobierno, pero por alguna extraña razón, los ciudadanos franceses no están siguiendo las instrucciones. Al corte de este jueves 16 de julio, el país europeo suma 30 mil 120 muertos y 173 mil 304 casos confirmados acumulados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.