Por Francisco Tijerina Elguezabal

“La diferencia entre la palabra adecuada y la casi correcta,
es la misma que entre el rayo y la luciérnaga.” // Mark Twain

Dispersos, carentes de ideas y proyectos, sin estrategia ni rumbo, nuestros políticos creen que es suficiente con montarse un día sí y otro también, en la cresta de la ola de la coyuntura y hablar de los temas de la agenda que les imponen los medios, para que la gente los conozca.

Son frívolos, vacíos, superficiales y los votantes se dan cuenta de ello, porque no tienen más banderas que las de la moda diaria, esa que dejan tirada cuando aparece el siguiente tema. Hoy, urgidos de saltar al siguiente trapecio, buscan denodadamente aparecer en la foto declarando cualquier estupidez, pero apareciendo, en su afán de colocarse en las boletas electorales del próximo año.

Veamos.

¿El cierre del Parque Fundidora es un tema importante? Depende de cómo se le enfoque, porque los árboles seguirán ahí y durante el tiempo que permanezca cerrado no habrá eventos masivos, de esos que se quejan, pero tampoco los deportistas y paseantes podrán entrar.

Si nuestras autoridades afirman que somos mayoritariamente un pueblo sedentario y obeso sin costumbre a hacer ejercicio, ¿cuántos votos puede acarrear el andarse desgarrando las vestiduras y haciendo alharaca por el cierre del lugar?

A los ingenuos políticos les gusta colocarse del lado de lo “políticamente correcto” que no necesariamente es el mismo de lo electoralmente útil. Hablan del parque porque es lo que sucede hoy, aunque mañana se olviden de él.

Cambian de tema como lo hacen de ropa interior o como de acuerdo a sus intereses y conveniencias se cambian de partido y de color.

Y creen que la gente no se da cuenta y piensan que pueden borrar la historia con una boba explicación que a nadie convence.

¿A poco Karina Barrón no sabía en dónde se metía cuando abandonó el PAN para irse a Movimiento Ciudadano? ¿De verdad creyó que los “dueños” del partido en Nuevo León le darían una oportunidad para crecer y continuar su carrera? ¿Haciendo videítos, cápsulas motivacionales y entrevistas en el Facebook? No, porque la historia de la diputada ha sido la misma siempre, de ser útil por un momento específico, se convierte en lastre y el lastre cuando se quiere avanzar hay que desecharlo.

Así fue con quien la “inventó” en el PAN a quien traicionó para después abandonar al albiazul y es lo mismo que ocurre ahora cuando buscó otros colores, aunque de momento no los porte pero ya los tiene dentro, en los que tampoco tendrá futuro y terminarán haciéndole a un lado.

Sin sustancia, sin esencia, sin fondo, sin rumbo, así van a las elecciones del 2021, cargando incluso lastres con tal de quitárselos a los enemigos, siempre y cuando esos lastres no pesen mucho, pero que no pasan de ser eso, peso muerto sin ninguna utilidad.

ftijerin@rtvnews.com