Por Joaquín Hurtado

Sabía que estaba enfermo, delicado de salud, víctima de Covid. Esperaba su recuperación. Y lo recordé en aquellos años de la peste Sida. Recordé a Juan Francisco Salazar Leal, Coordinador de Comunicación del IMSS N.L, afable, atento, humilde, servicial, franciscanamente calmo cuando nos recibía en su oficina.

Clarito lo traje a mi memoria. Nos escuchaba reclamar atención, insumos, medicinas, nos oía desgañitarnos rabiosos por algún paciente que discriminaban en las clínicas, que tardaban en subir a piso.

Hacía que los directores de los hospitales y jefes de área nos escucharan. Nos brindaba al menos consuelo, esperanza, porque igual que ahora no había tratamientos suficientes contra el VIH.

Lo veo muy cercano a nosotros, a la gente de la calle, sin asco hacia los homosexuales, sin desesperarse ante nuestros desplantes y protestas.

Recuperé todos estos recuerdos de golpe, ahora que me entero de su fallecimiento. Descanse en paz Paco Salazar, hombre tan apreciado, tan digno, un gran servidor público.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.