Los ingresos totales de Nuevo León bajaron hasta un 6.2 al cierre del primer semestre del 2020, a raíz de la pandemia de Covid-19. 

Carlos Garza Ibarra, Secretario de Finanzas y Tesorero General del Estado detalló que de enero a junio ingresaron 28 mil 890 millones de pesos, 1 mil 912 millones de pesos menos de lo presupuestado.

Las participaciones federales fueron un 6.1 por ciento menores, con 1 mil ,399 millones de pesos.

Respecto a los ingresos propios, compuestos por impuestos, derechos y aprovechamientos, se recaudaron 512 millones de pesos por debajo de lo que se esperaba.

“La situación se ha agravado por la necesidad de destinar importantes cantidades de recursos a los programas de apoyo a la población, a causa de la contingencia de salud y económica ocasionada por el COVID-19. La atención a necesidades urgentes no previstas ha obligado también a aplicar diversos cambios en la programación del gasto”.

“Por la reducción de ingresos y la aceleración del gasto en salud, así como la necesidad de brindar apoyos urgentes a los sectores más vulnerables de la sociedad con motivo de la contingencia, el Ejecutivo estatal, con base en los ordenamientos legales correspondientes, realiza de manera permanente ajustes al Presupuesto de Egresos”, expuso.

Con las bajas, las trasferencias a los municipios también fueron menores hasta en un 7.2 por ciento.

En los primeros dos trimestres se trasfirieron 4 mil 789 millones de pesos.

Es de destacar que las cifras corresponden al Informe de Avance de Gestión Financiera correspondiente al segundo trimestre de 2020, entregado ayer en la Oficialía de Partes del Congreso del Estado.

Asimismo, en en días pasados se notificó a las diversas dependencias, organismos descentralizados y autónomos, así como a los poderes Legislativo y Judicial, de ajustes a sus presupuestos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.