Por Jorge Narváez

No daban una, pero ahora la directiva de Rayados por fin tomó una buena decisión. La afición está de acuerdo en mantener a un jugador, y hablo de Rogelio Funes Mori. El argentino que está haciendo las cosas bien, perfilándose como el goleador del equipo. Claro, para eso fue contralado, para meter goles, pero ha entrado en el top de los delanteros con más goles anotados del equipo.

Está cerca de alcanzar la cifra récord que tiene Humberto Suazo, el máximo goleador e ídolo de Rayados. El Melli está a 13 tantos de igualar la marca de 121 del chileno.

Es una tarea complicada y una meta que debe ser prioridad para el jugador. Más allá de lograr otro campeonato, debe alcanzar a Chupete, para colocarse en los jugadores históricos del club. ¡Y vaya que Rogelio necesita ese récord para ser recordado!, al menos por la afición, porque aparte de la empatía que necesita generar con los seguidores, también requiere ser generador de más jugadas de gol.

En este torneo Guardianes 2020 puede alcanzar a Humberto Suazo, pero debe de esforzarse, porque el promedio de goles anotados por un jugador es siete y con esa cifra no le alcanza. Aunque con la renovación de contrato puede hacerlo sin prisa, pero para qué esperarse a mañana lo que puede hacer hoy.

Funes Mori también tiene otro reto que superar, y su nombre es: André-Pierre Gignac. El francés lleva 128 goles en este momento, y contando. La rivalidad también juega, y es una presión con la que deben de lidiar ambos, pero más Funes Mori porque está en desventaja.

De momento hay una línea de respeto entre ambos jugadores. No se ha llegado al grado de compararlos. Pero mientras se vayan acercando las cifras del argentino al francés, aumentarán las críticas, la presión y la urgencia por alejarse uno de otro.

De momento la afición está conforme con la extensión de contrato de Rogelio Funes Mori por cuatro años. Con esos años, son ocho torneos en los que Rayados asegura al jugador para que se pueda consagrar aún más. Sí, pero sabemos que, si en cualquier momento el argentino quiere irse, no faltará el club que ponga en la mesa el dinero para cubrir la cláusula de rescisión.

Aparte de la rivalidad entre equipos, se acerca otra ahora entre jugadores. Lo ideal sería que fuera una pelea sana, entre mexicanos, aunque Giganc la lleva otra vez de ganar al tener ya la nacionalidad mexicana.

Fotografía: Mexsport/ ONCE Diario

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.