El alcalde de San Nicolás, Zeferino Salgado Almaguer y el alcalde del Monterrey, Adrián de la Garza Santos, se reunieron en el Arroyo Topo Chico para supervisar las necesidades más urgentes del mencionado sitio.

Lo anterior, con el objetivo de evitar futuros riesgos provocados por situaciones meteorológicas, tal y como paso con la tormenta “Hanna”.

Adrián de la Garza, señaló que una de las mayores afectaciones del Arroyo Topo Chico, es que el Cerro del mismo nombre tiene varios afluentes que caen de manera directa y rápida hacia el Arroyo.

Por su parte, Zeferino Salgado, detalló que el Arroyo atraviesa prácticamente su municipio de lado a lado.

“Son más de ocho kilómetros los que tiene su travesía por San Nicolás, y desafortunadamente tiene áreas donde la parte hidráulica nos sobrepasa”, mencionó el edil nicolaíta.

Por último, para los ediles una de las alternativas para el Arroyo no se desborde es realizar al menos 12 represas.