Un día después de la fuerte explosión en una bodega de Beirut que ha dejado al menos cien muertos y miles de heridos, siguen saliendo a la luz grabaciones donde se atestiguan los daños que causó en diferentes puntos de la capital de Líbano.

Un video que circula en redes sociales muestra el momento en que la onda de choque llega a una iglesia maronita donde un sacerdote oficiaba misa, la cual era transmitida en vivo vía Facebook.

Pese que en un principio se siente un temblor y parte de la iluminación de la iglesia se apaga, el religioso continúa con la liturgia sin inmutarse; unos instantes después, sin embargo, se puede escuchar el estruendo de la ola y se observa la caída de un vitral del edificio.

En su huida, el sacerdote es golpeado por uno de estos enormes pedazos de vidrio, pero el video no deja ver la gravedad de las heridas sufridas porque la cámara que graba la misa se cae justo en ese momento.

De acuerdo con medios locales, los hechos sucedieron en la Parroquia de San Marón, ubicada en Bauchrieh, comunidad cristiana ubicada a unos 5 kilómetros del puerto de Beirut donde sucedió la tragedia.

En su página de Facebook, la iglesia dio a conocer que tanto el sacerdote como las personas que participaban en la transmisión en vivo resultaron heridas y ya recibieron tratamiento. Además, señalan que la onda expansiva provocó daños de seriedad en vidrios y puertas de la edificación.

Más de 100 personas y unos 4 mil heridos es el saldo preliminar de la explosión en un almacén de la capital de Líbano donde se guardaban toneladas de nitrato de amonio, de acuerdo con un informe de la Cruz Roja.

Además, el gobernador de Beirut señaló que unas 300 mil personasse han quedado sin casa como consecuencia del incidente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.