Desde el inicio de la pandemia por Covid-19 en Nuevo León, entre un 10 y un 15 por ciento de la gente que acude a empeñar han perdido sus pertenencias al no poder refrendar o liquidar los préstamos.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios prendarios (AMESPRE) el 38 por ciento de la gente que ha acudido a los establecimientos son amas de casa, el 22 por ciento son micro empresarios o comerciantes y el resto entre hombres y mujeres dedicados a otros rubros.

“Yo vine a empeñar una televisión y un estéreo, porque mi esposo apenas comenzó a trabajar después de varias semanas y pues el dinero se nos fue acabando, empeñe mis cosas, pero ahora el problema fue que no pudimos tener para el refrendo y ni modo perdimos nuestros artículos, nos pegó mucho esta situación”, dijo Dulce María Linares, habitante del municipio de Santa Catarina que salía de una casa de empeño ubicada sobre la avenida Guerrero en el centro de Monterrey.

Pese a esto, para Juan Villarreal, presidente de la AMESPRE esta situación fue catalogada como normal porque en otros años el comportamiento ha  sido el mismo, ni ha subido ni han bajado los empeños.

“El comportamiento ha sido parejito igual, en el tema de refrendo la gente ha estado cumpliendo a tiempo con sus pagos, nuestra injerencia de prendas que los clientes dejan perder es del 10 al 15 por ciento dependiendo la empresa, la gente no está pagando y el 90 y 85 por ciento está pagando”, refirió.

Señalo que tras la cancelación este año de las vacaciones. Mucha gente utilizo el dinero para cumplir con los empeños a tal grado que las casas de empeño no se han visto afectados por la pandemia.

Villarreal aseveró que al principio de la pandemia tuvieron que modificar los horarios para no arriesgar a sus empleados.

Han acatado todas las medidas sanitarias implementadas por las autoridades a tal grado que no se han visto en la necesidad de reducir la plantilla laboral.

“Nos hemos tenido que adaptar a la nueva normalidad, estamos operando al 100 por ciento, al principio redujimos el horario para ayudar al transporte en las horas picos y no poner en riesgo al personal”, refirió.

Villarreal espera que una vez que se reactive la economía en el estado, la situación va a mejorar aún más y volverán al consumismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.