Autoridades húngaras anunciaron que cerrarán sus fronteras a extranjeros a partir del próximo 1 de septiembre, ante el aumento de casos de Covid-19 en varios países de Europa.

El anuncio fue hecho por el jefe de gabinete de dicho país, Gergely Gulyas.

Durante el anuncio, el miembro del gabinete del ultraderechista Primer Ministro Viktor Orban señaló que la mayoría de las infecciones en el país tienen origen en el extranjero.

Actualmente, Hungría ha logrado evitar lo peor de la pandemia, registrando 5 mil 500 casos y apenas 614 fatalidades.

Los ciudadanos húngaros podrán regresar a su país del extranjero, mientras que puedan proporcionar dos pruebas negativas a la nueva enfermedad, o cumplan con una cuarentena de 14 días.

El gobierno también tomará en cuenta otras excepciones, como para personas que laboren en cuerpos diplomáticos o personas que se encuentren transitando a otros países.

El cierre del país será mantenido por espacio de un mes, señaló el funcionario.

La reapertura de fronteras en la Unión Europea comenzó apenas el pasado 30 de junio, pero se dejó en manos de los gobiernos nacionales.

La decisión de “reabrir” la economía tuvo como propósito rescatar al moribundo sector turístico, considerado esencial en el continente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.