Al considerar que se alejó de su función y espíritu, los diez gobernadores que integran la Alianza Federalista, incluyendo Nuevo León, anunciaron ayer su salida de la Conago.

En rueda de prensa, al término de la Reunión Interestatal Covid, con sede en Chihuahua, acordaron no asistir más a las sesiones del organismo creado en 2001, durante el sexenio de Vicente Fox.

Por unanimidad, refirió Javier Corral, gobernador anfitrión, se decidió abandonar el simulacro y conformar un nuevo espacio que sirva realmente como sitio de análisis de las necesidades de los diferentes estados y contrapeso con la Federación.

“Los diez gobernadores que conformamos la Alianza Federalista, nueve aquí presentes, más el de Aguascalientes (Marín Orozco), hemos resuelto poner fin a nuestra participación en la Confederación de Gobernadores“.

“De forma unánime vamos a dejar de integrar esta instancia, con el propósito de construir un espacio de diálogo efectivo, de colaboración efectiva, no solamente con nuestros demás compañeros gobernadores de otras entidades, con el Gobierno federal, los Poderes de la Unión, los niveles de Gobierno”, expuso el mandatario.

Su postura, dijo, no tiene relación con el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, actual presidente de la Conago, e incluso respetan la decisión de los gobernadores que opten por permanecer en el ejercicio.

“Ha quedado en evidencia que el mecanismo ya no cumple la función para la que nació, como un espacio de deliberación para defender el federalismo y soberanía de los estados“.

“Buscamos un espacio de dialogo, y también un espacio que permita construir y hacer contrapeso en las decisiones entre el Estado y la Federación”.

Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas, José Ignacio Peralta, de Colima; Enrique Alfaro, de Jalisco; Silvano Aureoles, de Michoacán; José Rosas Aispuro, Durango; y Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato, son otros de los ejecutivos que se ausentarán.

Al respecto, Aureoles aclaró que no se trata de una ruptura con el gobierno Federal ni con el resto de sus homólogos.

“No es una postura rupturista, no es confrontación, es un esfuerzo para rescatar el país, para rescatar que el país se vaya al precipicio”, agregó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.