Por Francisco Tijerina Elguezabal

“La suerte no se puede almacenar.” // Romy Schneider

La misma historia tantas veces repetida, el puntero en las encuestas durante meses, años, que llegando a la recta final se derrumba estrepitosamente.

A algunos los desbarrancan las traiciones y otros se tropiezan solos, pero el resultado es el mismo.

Y diese la impresión de que todo está en función de una inmensa, intensa, racha de mala suerte en donde todo se conjuga para operar en contra, pero no es así, porque también fueron muchos meses de aparente éxito y en los que la buena fortuna les sonreía.

Si hoy Samuel García comprase un circo, seguramente como dicen por ahí, le crecerían los enanos.

Tardó e invirtió mucho dinero en posicionarse y bastaron unos cuantos días para tirar el castillo de naipes que había construido.

Prudencia es la palabra mágica, además de saber administrar la imagen, jamás sobre-exponerse porque se corre el riesgo de cometer un error que casi siempre resulta fatal, como le sucedió a Samuel.

En su bola de nieve cayendo de la montaña se lleva también a su socio Luis Donaldo Colosio y de paso a lo poquito, casi nada, que había logrado Agustín Basave. Chuza completa a punto de la hora buena, sin espacio para reponerse.

Samuel jamás entendió el juego y hoy paga caro su soberbia y desconocimiento.

ftijerin@rtvnews.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.