Ante una eventual disminución real de 2 mil 461 millones de pesos, Diputados Federales coincidieron en su mayoría en rechazar la reducción de las aportaciones federales al estado, esto al señalar que no se están brindando prioridades a Nuevo León pese a sus necesidades.

El coordinador de la bancada panista por Nuevo León en el Congreso de la Unión, Víctor Pérez Díaz, señaló que los discursos del Presidente de la república no coinciden con el trato reflejado al estado en cuanto al presupuesto.

Una de las mayores afectaciones con dicha disminución, sería la reducción a los municipios del área metropolitana, principalmente para el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG).

“Es verdaderamente lamentable cómo los municipios quedan siempre relegados. El Presidente viene a Nuevo León y declara una cosa y en los hechos nos está diciendo que no le importa la seguridad de los ciudadanos del Estado“, señaló Pérez Díaz.

Fue así como aseveró que la fracción albiazul buscará que la mayoría de los recursos municipales no se vean afectados y que además se les restituya los recursos que se han invertido a causa del impacto de la pandemia por el Covid-19.

Por su parte, Diputado Federal del PRI por Nuevo León, Pedro Pablo Treviño, señaló que se trata de un presupuestoque va a ser deficitario y que no busca apoyar a las familias mexicanas.