La demanda por daño moral que Ricardo Anaya, excandidato presidencial, presentó contra el exdirector de Petróleos Mexicanos(Pemex), Emilio Lozoya, fue desechada por el juez federal pues tenía que llevarla a un tribunal local.

Se trata del juez Quinto de Distrito en materia Civil en la Ciudad de México quien advirtió que no es la autoridad competente para recibir dicha demanda.

Por ello mandó decir personalmente a Anaya que debía llevar su queja a un juez civil local.

La demanda de Anaya contra Lozoya señala que éste le causó «un daño moral» al denunciarlo ante la Fiscalía General de la República (FGR) por supuestos actos de corrupción. Anaya dijo que las acusaciones en su contra por parte de Lozoya no tienen fundamento y que «defenderá su honor».

La razón por la que el juez rechazó la demanda del panista es porque ni él ni Lozoya son ya funcionarios públicos federales sino simples particulares que ya no tienen relación con el cargo que habían ostentado.

Sin embargo, los abogados de Anaya insistieron en que el asunto compete a un juez federal y que apelarán.