Los Wolves del delantero mexicano Raúl Jiménez sufrieron el primer fracaso de la temporada al ser eliminados de la Copa de la Liga de Inglaterra ante el Stoke City, equipo que se desempeña en la Championship (Segunda División Inglesa). 

Después de debutar en la Premier League con una victoria ante el Sheffield United, el conjunto de Wolverhampton se presentó en la Capital One Cup, la segunda copa más importante del futbol inglés. 

En frente estaba un Stoke City que regularmente disputa la Premier League; no obstante, ahora milita en la segunda división, por lo que es mayor la sorpresa y decepción para el equipo de los Lobos.

Los Wolves salieron con un once completamente alternativo para un partido que fue más que parejo, muestra de ello es que el único gol del encuentro cayó en los minutos finales. 

Ante la falta de goles, el director técnico de los Wolves, Nuno Espírito Santo, decidió darle minutos a Jiménez; sin embargo, el mexicano poco pudo hacer para marcar la diferencia. 

En cambio, fue el Stoke el equipo que sorprendió a propios extraños al marcar el gol de la victoria en los minutos finales, gracias a una buena acción de Jacob Brown. 

Es así que los Wolves fracasan rotundamente en la Copa de la Liga de Inglaterra y ahora se tendrán que enfocar en la FA Cup y en terminar en los seis primeros lugares de la Premier League.