Ernesto Herrera, de 51 años de edad y residente en España desde hace 22 años, se convirtió en el primer mexicano en recibir una vacuna en fase experimental contra el coronavirus.

El director de fotografía forma parte de estudio Fase 2 que desarrolla el laboratorio Janssen de Johnson & Johnson junto con la Autoridad para la Investigación y el Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El mexicano recibió una dosis de la vacuna recombinante AD26COV2-S en Fase 2 de investigación el 16 de septiembre en el Hospital de la Princesa en Madrid, como parte de un estudio “aleatorizado, controlado y doble ciego” bajo control con placebo.

En la fase actual se evalúa tanto la seguridad como la respuesta a la vacunación y la respuesta inmune frente al virus SARS-CoV-2 mediante la aplicación de tres dosis a mil 45 adultos sanos de entre 18 a 70 años entre grupos seleccionados en Alemania, Bélgica y España.

Según el testimonio de Ernesto Herrera que recoge ForoTV, arribó al Hospital de la Princesa a las 8 de la mañana y al llegar le aplicaron una nueva prueba de sangre previa a la vacunación, posteriormente sintió un dolor en el brazo izquierdo donde fue inoculado, que los médicos le explicaron sería un síntoma normal.

Herrera debe registrar los síntomas y la temperatura diarios en una bitácora, debido al riesgo de reacciones adversas sobre las que fue advertido por los médicos investigadores que coordinan el estudio.“Estoy seguro de que estoy haciendo lo correcto, es muy importante todo esto para que mis hijos aprendan lo que es la solidaridad humana (…) alguien lo tiene que hacer, yo no pretendo ser héroe, pero creo que contribuir es parte de lo que debería ser la esencia humana”Ernesto Herrera

Si la Fase II es exitosa, en un mes se iniciaría la Fase III y a mediados de 2021 estaría lista la vacuna con una producción de mil millones de dosis.