Luego de trascender casos de venta de plasma, la Secretaría de Salud en el Estado llamó a la población a denunciar cualquier irregularidad de este tipo.

El material utilizado como tratamiento experimental para pacientes Covid, señaló Manuel de la O Cavazos, titular del área, es producto de donaciones de pacientes recuperados, y no de su comercialización.

Sentido en el que pidió a quienes tienen posibilidad de convertirse en donadores potenciales, a no lucrar con la enfermedad.

“No tengo conocimiento de la venta de plasma, si alguien sabe comuníquenmelo, mándenme un mensaje, llámenme por teléfono, mándenme un inbox”, mencionó.

“El plasma se dona, no se vende”, advirtió, “en Nuevo León debemos salvar vidas, no podemos lucrar con esta enfermedad”.

Son candidatos a donar todos los infectados que presentaron síntomas severos y adquirieron suficientes anticuerpos.

El tratamiento, en etapa de investigación e implementados desde principios de marzo, tiene alrededor de un 70 por ciento de efectividad.

Por ello, se solicita a las quienes presentaron síntomas, acudir a donar.

“Necesitamos plasma con niveles adecuados de anticuerpos, porque hay algunas personas que tuvieron Covid, pero son asintomáticos, o tuvieron síntomas muy leves y no tienen suficiente cantidad de anticuerpos”.

“Los anticuerpos son las defensas que ayudan a combatir ese virus, algunas personas con síntomas leves o asintomáticos, al momento de que van a donar plasma, nos damos cuenta que el plasma no tiene suficientes anticuerpos, y no tiene utilidad”.

“Aquellos que tuvieron síntomas más intensos, tienen una mayor cantidad de anticuerpos”.

Desde hace tres meses, la Secretaría de Salud entrega un reconocimiento a los donadores de plasma convaleciente.

Secuelas duran hasta dos meses

Al menos cuatro de cada diez pacientes con síntomas graves de Covid mantienen síntomas como fatiga y tos seca hasta por dos meses.

Manuel de la O Cavazos, Secretario de Salud en el Estado, indicó que después de catorce días, en la mayoría de los casos, presentan una mejoría, pero en casi la mitad quedan secuelas por un tiempo más.

Lo más común, dijo, son las alteraciones del olfato y del gusto, no huelen bien, ni le sacan sabor a los alimentos, pero también hay quienes quedan muy débiles y con dolores musculares.

“Aproximadamente cuatro de cada diez pacientes que están en situación grave quedan con secuelas”, resaltó.

“Me dicen ´doctor, me siento cansado, me siento fatigado, me duele todo el cuerpo´. También otro síntoma es que les queda una tos, una tos irritativa que se siente como un polvito en la garganta”.

“Esas secuelas duran algunos dos o tres meses y desaparecen, hay que tener paciencia”.

Dicha teoría ha sido corroborada en distintos estudios científicos realizados en diferentes países del mundo, como en Italia, Alemania y Estados Unidos.

El llamado, insistió, es a permanecer en casa de no desempeñar una actividad esencial y seguir las medidas de prevención contra contagios por el Sars Cov-2.

Lavado frecuente de manos con agua y jabón, desinfección de superficies, uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial, utilizar el antebrazo o pañuelo desechable al toser o estornudar, sana distancia, son otras de las recomendaciones.