Por Obed Campos

¿Qué tiene que presumir Aldo Fasci Zuazua como secretario de Seguridad Pública de Nuevo León?

Ah, pues que algunos índices de delitos han marcado baja en las estadísticas estatales, como la extorsión, secuestros y robo de vehículo, así como lesiones dolosas, peeeeeero, se han incrementado en número las violaciones, la violencia familiar, los homicidios y muy lamentablemente el feminicidio, el cual, solo en el mes de agosto tuvo un aumento del 22 por ciento.

Y no lo digo yo, lo dice Santiago Roel, director de la tienda de números llamada Semáforo Delictivo quien hizo un llamado a tomar en cuenta la importancia de prevenir este delito detectando los casos extremos con la ayuda de los diferentes niveles de autoridad y asociaciones civiles.

Y desde el punto de vista federal, (y esto también es asunto de Fasci, porque es un delito que se puede “prevenir”) Nuevo León ocupa el segundo lugar nacional en aumento del robo de vehículos, reveló Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana. 

A la sombra del Cerro de la Silla el estado mantiene una tasa de incidencia baja en este delito, pero en los últimos meses su crecimiento provocó que figurara a nivel nacional. 

Y Santiago Roel los desmenuza: Monterrey tiene el 39 por ciento de los robos; Apodaca el 16 por ciento, Guadalupe con el 7 por ciento; Escobedo el 6 por ciento, San Nicolás 5 por ciento; y García el 4 por ciento.

El otro tema que ocuparía mucha prevención y en el que la gente de Fasci duerme en sus laureles es en los asuntos de violencia familiar, que se han incrementado en los últimos siete meses en Nuevo León.

Me dicen que el Centro de Integración Ciudadana compartió cifras del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Púbica que señalan que el estado ocupa el primer lugar en llamas de emergencia reales por abuso sexual. Aparte de que estamos en los primeros sitios en llamadas relacionadas con violencia de pareja y en llamadas relacionadas con acoso u hostigamiento sexual.

Nuestras autoridades preventivas no se toman en serio su papel, salvo para la foto…

Y Aldo seguramente ya está pensando en volver a ser candidato a algún puesto público, cosa, que, para ser sinceros, no le da el talento.

obed@sdpnoticias.com
@obedc