Antonio Guterres, secretario general de la ONU señaló que “un virus microscópico ha puesto de rodillas al mundo” y es importante crear un nuevo contrato social.

Guterres recomendó a los países alejarse del populismo y nacionalismo pues han empeorado la situación. 

También exhortó a los gobiernos a mantener la unidad y actuar solidariamente, guiarse por la ciencia y estar conectados a la realidad.

Durante la Asamblea General de la ONU, Guterres refirió que hay un paralelismo entre la situación mundial que ha servido para levantar los cimientos de la Organización y las condiciones actuales en las que nos encontramos debido a la pandemia provocada por el Covid-19.

La organización cumple 75 años y cuando se creó había una pandemia y una depresión global, un genocidio y una guerra mundial. 

“Conocían el costo de la discordia y el valor de la unidad. Crearon una respuesta visionaria, encarnada en nuestra Carta fundacional, centrada en las personas”, señaló.

El funcionario comparó la crisis de 195 con la actual y señaló que “el Covid-19 no es sólo una llamada de atención, es un ensayo general para los desafíos mundiales que están por venir”.

Guterres dijo que debemos reconocer que “un virus microscópico ha puesto de rodillas al mundo. Si no logramos comprender ese hecho, todo el mundo saldrá perdiendo”.

El secretario general de la oNU llamó a un alto al fuego global para que todos los gobiernos y sociedades se centren en el combate a la pandemia.

También reiteró la importancia de la economía pues esa no puede funcionar con una pandemia fuera de control.

“Debemos asegurarnos de que el mundo en desarrollo no caiga en la ruina financiera, la pobreza creciente y las crisis de la deuda. Necesitamos un compromiso colectivo para evitar una espiral descendente”.

Finalmente Guterres señaló que “la recuperación necesita construir una capacidad de resiliencia. Eso requiere tanto un nuevo contrato social a nivel nacional como un nuevo acuerdo global”.