La Secretaría de Salud en el Estado multó con 400 mil pesos a dos colegios particulares que citaron a sus alumnos en las instalaciones del plantel.

Las clases presenciales, reiteró el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, están prohibidas, y no existe aun fecha para su reanudación.

Todas aquellas escuelas que incumplan con ello, serán multadas e incluso podrían perder su certificación ante la Secretaría de Educación.

Manuel de la O Cavazos, indicó que le pedirá a María de los Ángeles Errisúriz, titular de Educación, se proceda al respecto.

“Son escuelas privadas, como lo comentó el gobernador no voy a dar el nombre de esos colegios, aquí el llamado es a que cuiden la salud de sus alumnos, cuiden la salud de sus maestros, no tienen por qué tenemos ahí”, subrayó De la O.

“Hemos acordado que las clases presenciales están suspendidas, están prohibidas en Nuevo León y el hacerlo de esa manera es ilegal”, agregó.