La Organización Mundial de la Salud (OMS) planea proporcionar 120 millones de pruebas de diagnóstico rápido de Covid-19 países de ingresos bajos y medios, para reducir la brecha con naciones ricas.

Sin embargo, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que para llevar a cabo esta acción necesitan, inicialmente, 600 millones de dólares (13 mil 378 millones 56 mil pesos), dinero con el que aún no cuentan.

Estas pruebas (con un costo de cinco dólares [111 pesos] cada una) funcionan al detectar antígenos o proteínas que se encuentran en el exterior del nuevo coronavirus. 

Son consideradas menos precisas, pero más rápidas que las pruebas genéticas de mayor grado; estas últimas son conocidas como pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), requieren un proceso con químicos y equipo de laboratorio especializado y requieren al menos 24 horas para obtener los resultados.

A pesar de la falta de financiamiento, la OMS podría empezar a operar este plan en octubre en zonas donde es más difícil obtener ese tipo de pruebas, cuya aplicación es más común en muchos países ricos.“Estas pruebas ofrecen resultados confiables en aproximadamente 15 a 30 minutos, en lugar de horas o días, a un menor precio y con equipo menos sofisticado. Esto permitirá la expansión de pruebas, particularmente en áreas de difícil acceso que no cuentan con laboratorios o el suficiente personal sanitario capacitado para realizar las pruebas PCR”Tedros Adhanom Ghebreyesus

Con más de un millón de fallecimientos en todo el mundo y dos millones de personas que dan positivo a Covid-19 por semana, Adhanom Ghebreyesus dijo para el diario británico The Independent que “nunca es demasiado tarde para cambiar el curso de las cosas”.