La farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson (J&J) pagará más de 100 millones de dólares, equivalentes a más de 2 mil millones de pesos mexicanos, para resolver más de mil demandas que acusan a su talco para bebés de provocar cáncer, informa Bloomberg News.

Citando a fuentes familiarizadas con el asunto, el medio afirma que este sería el primer gran acuerdo al que llega la compañía tras cuatro años de litigios.

Este posible acuerdo está lejos de poner punto final al asunto, ya que J&J enfrenta más de 19 mil demandas de consumidores y sus sobrevivientes, quienes alegan que sus productos de talco causaron cáncer debido a la contaminación con asbesto, un conocido carcinógeno.

Tras darse a conocer el acuerdo, la farmacéutica emitió un comunicado en el que rechazó que esta medida sea una admisión de responsabilidadpues, reiteró, su talco es seguro, no contiene asbesto y no causa cáncer. “En determinadas circunstancias, elegimos resolver las demandas, lo que se hace sin una admisión de responsabilidad y de ninguna manera cambia nuestra posición con respecto a la seguridad de nuestros productos”
Johnson & Johnson, farmacéutica

En octubre de 2019, Johnson & Johnson anunció que “por precaución”, había decidido retirar del mercado en Estados Unidos 33 mil botellas de sus productos en polvo para bebés, después de que se encontraron trazas de asbesto. 

Días después, el director ejecutivo de la compañía, Alex Gorsky, sostuvo: “creemos inequívocamente que nuestro talco y nuestro talco para bebés no contienen asbesto”.

Casi dos semanas antes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) dio a conocer que había encontrado rastros de asbesto en una botella de producto.

J&J ha enfrentado un escrutinio sobre la seguridad de su talco para bebés desde el año 2018, tras darse a conocer una investigación del diario New York Times en la que se revelaba que la farmacéutica había sido consciente desde hace al menos 50 años de una posible contaminación por asbesto en sus productos de talco sin avisar a los consumidores.

Los resultados de las pruebas no detectaron más del 0,00002% de “amianto crisotilo” en los productos de talco que se retiraron del mercado en octubre.

El asunto le ha valido a Johnson & Johnson miles de demandas por personas que afirman haber desarrollado mesotelioma y cáncer de ovario, ambos relacionados con la exposición al asbesto, después de usar los productos de talco de la compañía.