Tras recibir una calificación de cinco por parte del Congreso del Estado por su quinto año de actividades, el gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón con su peculiar forma de hablar dijo que ya habia “ching……..o”.

Lo anterior al aseverar que el obtuvo las misma calificación que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la única diferencia es que el obtuvo esa calificación sin tener ningún diputado aliado en el Congreso, y el ejecutivo federal tiene a la mayoría de los legisladores federales a su favor.

“Yo no tengo ningún diputado en el Congreso local y que me califiquen con cinco ya “ching….., estoy a toda madre”.

“El presidente tiene una calificación de cinco en todo el país y tiene todo el Congreso de la Unión con él y yo no, el 50 por ciento de las encuestas en la población dicen lo estima y lo aprecia y el otro 50 por ciento no y eso para mí está bien”.

“Yo siempre a donde voy he dicho que estoy orgulloso del Congreso porque no es un Congreso palero y que me den esas calificación está bien”, expresó.

Lo anterior lo declaró, luego que diputados de las diferentes fracciones dieron un cinco a la administración de Jaime Rodríguez Calderón al considerar que no ha cumplido con todas sus promesas de campaña.

El mandatario estatal aseveró que ante tal situación en su informe de Gobierno iba a sorprender a los legisladores.

“Yo iré al Congreso a informar tal y como lo establece la Constitución daré cuenta de que hicimos y que no falta por hacer, los voy a sorprender porque ahí les voy a señalar uno a uno las cosas que hemos hecho, entonces van a tener que tener paciencia los diputados porque me voy a tardar entre dos y tres horas”.

“Un Gobernante no debe de trabajar para una calificación, nunca a los que les ganaste te van a dar una calificación agradable, no los forzare a que me den una calificación que no quieran, pero ya les diré yo eso en el Congreso cuando vaya yo a informarles, ellos se van a quedar sorprendidos de lo grandioso que es Nuevo León”, indicó.

Rodríguez Calderón aseveró que el quinto años de actividades fue muy diferente al de años atrás, ya que en este dejo a un lado la soberbia por el bien de Nuevo León y se puso a trabajar para sacar adelante las cosas en relación a la pandemia.

Aseveró que a consecuencia del Covid-19 se tuvo que invertir en la infraestructura hospitalaria lo que ha permitido que el estado tenga el primer lugar en infraestructura, obras que a la gente se le olvida muy fácilmente.