Por segundo día consecutivo y aprovechando  este fin de semana ejidatarios del Sur de Nuevo León demandaron la atención del Estado para no perder su predios ante construcciones como la Presa Libertad

Aunque es un tema que supuestamente ya habría resulto el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, parece que no es así, puyes hay quejas de que no se les ha liquidado sus tierras. 

Por ello las familias de las 3 comunidades afectadas por la construcción de la presa Libertad, entre Montemorelos y Linares, mantuvieron este fin de semana una protesta pacífica donde será la obra. 

Donde demandaron hacer un llamado al Gobernador de Nuevo León, que les page por sus tierras, así como la reubicación, que tiene derecho. 

En la zona se colocaron mantas con leyendas de exigencia como: “Sr. Gobernador, ¡Le pedimos una reubicación digna y un pago justo!”, “Sr. Gobernador, le pedimos un trato justo, ¡Confiamos en usted!”, y “¡Sí a la presa! ¡No al abuso!”. 

ejidatarios rezaron que:”Estamos hablando de que a 96 personas no se les ha pagado”, dijo en entrevista Lindolfo Delgado, vecino del Ejido Pito Real, “ni siquiera se ha acordado el monto por el metro cuadrado de afectación. 

“Últimamente vinieron y a la gente le dijeron que muy probablemente les iban a pagar en la siguiente Administración (estatal) y es por eso que ya hubo focos rojos”. 

Igualmente autoridades de la Mesa  Directiva del Ejido Pito Real pidieron que: “La construcción ocasionaría una gran afectación a nuestro ejido”, recalcó la tesorera Ana María Mendoza, “una inundación de más de 300 hectáreas, reubicación de personas, cambios de forma de vida, usos y costumbres.