Debido a que cada vez es más constante el daño al medio ambiente, la bancada Independiente Progresista presentó una iniciativa de reforma al Código Penal del Estado para tipificar como delito el ecocidio.

La diputada Claudia Tapia Castelo dijo que la persona que cometa este delito podría enfrentar una pena de tres a nueve años de prisión y una multa de doscientas a dos mil cuotas del salario mínimo.

Indicó que el ecocido es considerado hoy en día como un crimen que causa el daño excesivo, la destrucción o la pérdida de los ecosistemas de un territorio.

La legisladora sin partido aseveró que los principales responsables de esto son los humanos, pero también otras causas.

Manifestó que es necesario que Nuevo León cuente ya con una iniciativa porque actualmente no se castiga a las personas que cometen este tipo de actos.

“En Nuevo León, ni la legislación penal, ni la ambiental contempla como tal un delito de ecocidio y el ‘delito ambiental’ previsto en la Ley Ambiental considera solamente en parte este concepto, encontrando como diferencia que en el delito ambiental la principal conducta típica es la desobediencia a las órdenes notificadas de la autoridad administrativa de suspensión o corrección de actividades, o aporte información falsa a las autoridades sobre los aspectos ambientales de un proyecto o actividad, mientras que el ecocidio implica el deterioro grave al medio ambiente”, comentó.