Con el fin de mejorar la regulación de las instituciones asistenciales públicas y privadas para las personas adultas mayores, el Congreso del Estado aprobó reformas a diversas disposiciones de la Ley Estatal de Salud.

La Diputada Rosa Isela Castro Flores fue la encargada de presentar el dictamen de la Comisión de Salud y Atención a Grupos Vulnerables.

Señalo que estas modificaciones a la ley eran necesaria porque los adultos mayores constantemente son objetos de maltrato en los llamados asilos de ancianos.

“En México, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía INEGI, la esperanza de vida se incrementó considerablemente, y Nuevo León es el estado con la mayor taza con 76.7 años” 

“Asimismo establece que con base en dos encuestas intercensales en 2010, el incremento en el número de personas adultas mayores no solo implica desafíos en el área de salud o en el sistema de pensiones, sino también, en las políticas públicas que mejoren el nivel de vida, con pleno respeto a sus derechos humanos, debido al maltrato del que en ocasiones son objeto por familiares, autoridades e instituciones asistenciales como los asilos y casas de reposo encargadas de su cuidado”.

“Sabemos que la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores en el Estado de Nuevo León, en su artículo 5° reconoce sus derechos como: la integridad, dignidad, una vida libre de violencia física y moral, certeza jurídica, la vida en familia, salud, alimentación, educación, recreación”, agregó.