La mitad de los mexicanos entiende mejor el nuevoetiquetado frontal de alimentos que los valores nutricionales, de acuerdo con una encuesta de Grupo Reforma.

El medio, citado por EFE, refirió que el etiquetado con frases como “exceso de calorías”, “exceso de grasas” en octágonos negros rodeados de un fondo blanco, ha logrado que la mitad de los mexicanos entienda lo que contienen los productos que consumen. Sólo un 19 por ciento ha indicado que esto no los ha hecho entender de mejor forma la información nutricional.

Además, el 50 por ciento de los encuestados explicó que el etiquetado frontal ayudará a tomar una decisión de compra respecto a los productos que consume. El 25 por ciento indicó que no toma en cuenta esta nueva medida para elegir un alimento u otro.

La encuesta de Reforma arrojó también que el 37 por ciento de los encuestados dijo revisar siempre o la gran mayoría de las veces el etiquetado de alimentos y bebidas antes de que se adquieran. Sin embargo, el 35 por ciento dijo no hacerlo nunca o rara vez.

Por último, el 46 por ciento de los encuestados afirmó que el nuevo etiquetado ayudará a reducir la obesidad infantil y el 45 por ciento confió en que la obesidad en adultos baje también.

El etiquetado frontal comenzó a implementarse el 1 de octubre en todos los productos que se comercializan en México. La medida fue promovida por la Secretaría de Salud y se dio un mes de prórroga a las empresas para adoptar el nuevo etiquetado.

La medida ha provocado críticas de parte de grupos empresariales que acusaron que habrá bajas en las ventas y que este etiquetado no combate los problemas de alimentación de la población. Sin embargo, parte de la sociedad civil celebró la claridad con la que se presentan los contenidos de los alimentos.