Con el objetivo de mejorar los mecanismos de impartición de justicia en el sector productivo, el gobierno del Estado instaló ayer la Comisión Ejecutiva para la Implementación de la Reforma en Materia de Justicia Laboral en Nuevo León.

En Palacio de Cantera, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón tomó protesta de ley a los integrantes del órgano que trabajará en este sentido.

La nueva legislación busca dar celeridad procesal y eficacia en la resolución de problemas que se presentan a diario en el ámbito laboral.

“Este tema de la justicia laboral tienes años trabajándose para poder establecer criterios, formas, una ruta que no trastoque la relación laboral entre el trabajador y el empresario”.

“Es algo que tenemos que cuidar bastante, es el poste que sostiene la tienda, es el tema laboral en Nuevo León. El tema de los sindicatos, la disposición de los empresarios para establecer las mejores prestaciones para sus trabajadores, no debemos trastocarlo por un tema político”, destacó.

Al respecto, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, indicó que se trabajará en que la reforma transite sin incidentes.

Algunos de los datos relevantes son la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.