A diferencia de la primera oleada, Nuevo León no cuenta en este momento con recursos para atender un rebrote de Covid-19, advirtió el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Ante el incremento de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos por el virus, el mandatario estatal reiteró el llamado a la población a no relajar las acciones de prevención. 

Lo anterior toda vez que esto traería consecuencias aún peores de las que se vivieron durante los meses de abril, mayo y junio.

“Queremos que la reactivación económica no se pare, porque si se para entonces si tendríamos problemas, ya no tenemos dinero para enfrentar un segundo brote y sería desastroso”.

“De dónde sacamos dinero si todo cuesta, les doy un ejemplo, estamos haciendo más de mil pruebas diarias y no nos damos abasto y cada prueba cuesta 2 mil pesos en términos generales, entonces imagínense el desfonde económico del Estado“, expuso.

Es de resaltar que al momento la entidad ha invertido más de 2 mil 600 millones de pesos en la contención de la pandemia, producto de la redirección del presupuesto estatal y ahorros en áreas no prioritarias.

Sin embargo, actualmente presenta serios problemas económicos para el cierre del año, al grado que peligran las prestaciones laborales de los trabajadores del Estado.

El gobierno estatal redoblará la prevención en busca de evitar que la segunda oleada tenga un impacto como el registrado en otros países del mundo.

Descarta Bronco cierres, por el momento

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón descartó ayer se contemple el cierre de establecimientos y negocios ante el incremento de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos por Covid-19, al menos por el momento.

Durante su mensaje en la toma de protesta a la Comisión Ejecutiva para la implementación de la reforma en materia de Justicia Laboral de Nuevo León, en Palacio de Gobierno, el mandatario estatal indicó que serán aún más estrictos en la implementación de medidas de higiene contra el virus.

La población deberá reforzar las acciones de prevención, pues de no hacerlo se verán obligados a dar marcha atrás a la reactivación económica.

“Hoy veo un relajamiento de acciones que tenemos que hacer y las vamos a tener que hacer un poco más estrictas a partir del próximo jueves según veamos el semáforo, no se trata de cerrar, se trata de ser un poquito más estrictos todos”.

“Sigamos siendo estrictos en las medidas de sanidad, eso nos va a permitir que la reactivación económica no se pare porque si se para entonces sí tendríamos problemas”, manifestó.

Resaltó que al igual que en la primera oleada, el mayor número de positivos se da en el grupo de edad de 24 a 44 años con 33 mil 068, principalmente en profesionistas.

Si bien muchos atienden las recomendaciones de las autoridades de salud, son estos últimos quienes al salir de su trabajo o en día de descanso salen o la carnita asada, quinceaños, bodas y demás tipos de festejos.

Estos a su vez contagian a los adultos mayores de 60 años y más, en quienes la incidencia de contagios es menor, pero encabezan el grupo de defunciones con 2 mil 446 hasta ayer.