La Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) y la Agencia Nacional de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos(EU), denunciaron intentos de intervenir en el desarrollo de la elección presidencial por parte de personas en Rusia e Irán

A menos de 2 semanas de que defina la elección entre el todavía presidente Donald Trump y el candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, representantes de ambas agencias alertaron sobre los intentos de sabotaje en una conferencia de prensa donde no se permitieron preguntas de los reporteros. 

John Ratcliffe, director de la Agencia Nacional de Inteligencia, dijo que Irán, específicamente, envió correos electrónicos a estadounidenses “diseñados para intimidar a los votantes, incitar a la agitación social y dañar al presidente  Trump“.

Añadió que también se difundió un video que hace creer a la gente que es posible enviar boletas electorales fraudulentas, incluso desde fuera de EU. Expuso que los saboteadores buscan sembrar información falsa a los votantes registrados a fin de “causar confusión, sembrar el caos y socavar la confianza”

La operación de intimidación de votantes aparentemente utilizó las direcciones de correo electrónico obtenidas de los padrones de votantes de los estados, los cuales contienen la afiliación de partido, domicilio y pueden incluir los correos electrónicos y números telefónicos. Los remitentes afirmaron que sabrían por cuál candidato votarían los destinatarios en la elección del 3 de noviembre.

Desde hace tiempo, los funcionarios federales han advertido sobre la posibilidad de este tipo de operaciones, debido a que el padrón electoral no es difícil de conseguir.

Asegura Trump que Irán se opone a su reelección 

Por su parte, Trump no hizo ninguna referencia a la conferencia de prensa durante un mitin en Carolina del Norte, pero repitió una afirmación familiar de campaña sobre que Irán se opone a su reelección. Prometió que si gana otro mandato, alcanzará rápidamente un nuevo acuerdo en torno a su programa nuclear.

Según una versión de la agencia AP, los correos enviados desde Irán se identificaban, falsamente, como miembros del grupo conservador “Proud Boys”, que apoya a Trump, y estaban dirigidos a votantes demócratas.