Momentos de angustias vivieron seis excursionistas amateur, que terminaron varado en lo alto del Cerro del Topo Chico, a donde subieron para explorarlo sin los implementos necesarios.

Fueron sus gritos desesperados y señales con un celular, lo que alertó a los vecinos de colonias cercanas, que había personas perdidas en el cerro.

Entre los afectados se encontraban seis menores y un adulto, que afortunadamente, resultaron ilesos, pero estuvieron en riesgo de morir de hipotermia, pues no contaban con la ropa adecuada para pasar la noche. Los excursionistasfueron identificados como Jesús Domínguez López, de 19 años; Orlando Guadalupe, de 17; Alexis Osvaldo, de 17; Clemente, de 17; Carlos Gregorio, de 17; Kevin Heriberto, de 15, y Julio César, de 12, todos con domicilio en la colonia Pedregal del Topo Chico.

Mencionaron que ellos decidieron subir al mencionado cerro, llevando solo un bote con agua y algunas frituras.

Explicaron que solo tardarían unas dos horas, por lo cual, subieron confiados a lo alto del cerro.

Indicaron que uno de ellos llevaba un celular, con suficiente carga, pero nunca les dijo que no tenía saldo para llamar en caso de emergencia.

Los jóvenes explicaron que el día estaba muy nublado, por lo cual, cuando pretendían descender alrededor de las 18:30 horas del martes, el sito comenzó a oscureserse.

Esto hizo que ya en la noche perdieran el camino que los conducía a su colonia. Por lo cual, desesperados comenzaron a pedir ayuda a gritos.

Afortunadamente, los vecinos de la Colonia Pedregal de San Agustín, los escucharon y fueron quienes alertaron a la Policía Municipal.

Los hechos ocasionaron la concentraron de personal de la policías preventiva, Cruz Roja y Protección Civil, quienes pusieron un campamento en el cruce de Las Industrias y Latón cerca del Parque Industrial.

Los brigadistas subieron en punto de 20:30 horas de ayer iniciaron el ascenso al cerro y las 0:20 horas concluyó el rescate de los extraviados.

Los paramédicos atendieron al afectado, pero afortunadamente, estos no presentaban lesiones en su cuerpo, por lo que no fue necesaria su hospitalización.